viernes, 31 de diciembre de 2010

Del 10 al 11

Con ganas de que 2010 se incorpore al pasado y de llegar al 2011. Si, 2010 no ha sido un buen año para mi. Ni yo para él, algunos errores me han llevado a una aguda animadversión mútua entre él y yo (2010 y yo) y esto hace que lo cierre con mas sensación de fracaso que de logro. Pero a decir verdad, entre la autocrítica de estos días no deja de asomar aquella frase de nosequién, 'no existe el fracaso, sino lecciones aprendidas'. Asi que espero haber aprendido algo que necesitaba, y con la esperanza de saber aplicarlo en el 2011.

Cierto que corren tiempos de crisis, pero no me refiero a esas circunstancias, sino a la actitud ante ellas. En fin, queda poco de 2010; lo que queda de él lo estoy destinando a afilar la sierra (mañana volvemos a empezar).

Este post lo estoy escribiendo para mi, pero en abierto (lo se, ombliguismo de blogger). No se muy bien por qué, aunque creo que la pregunta correcta sería ¿por qué no?

Este año también ha tenido cosas buenas, y mas bien bastantes, pero... hoy toca inventario y autocrítica.

Me siento orgulloso de los amigos que tengo, y agradecido por algunos nuevos que he hecho; gente maravillosa y gente maravillosa, respectivamente. Gracias a todos por ser y por estar.

Dicen que 2011 será duro, como 2010 pero distinto. Asi que para ese tramo que vamos a empezar nos deseo a todos criterio, determinación y fuerza. Y si además es posible, ilusión. Feliz 2011 !!

El apagón de Skype

Supongo que como todos los afectados, he recibido un email de skype en el que ofece sus disculpas por el apagón que la mayoría de usuarios sufrimos hace unos días. Y al mismo tiempo comunica que el sistema está totalmente recuperado de la incidencia.
Ahora entiendo por que en mi plan de abono la fecha del proximo pago está siete días despues de la habitual: a todos aquellos usuarios que tenemos un o mas planes para llamar a través de skype a números de teléfono fijos o móviles nos ofrece siete días adicionales.

Los que usamos skype para comunicarnos -también- mas allá de Internet valoramos por encima de todo la fiabilidad del servicio y la ausencia de incidencias, pero una vez que la incidencia se ha producido valoramos las buenas maneras y una cierta empatía.

Recibir un email con las disculpas, esta compensación de siete días adicionales y haber estado informado por twitter y el blog corporativo (de skype) mas o menos en tiempo real forma parte de esa empatía. Me siento cliente satisfecho.

martes, 14 de diciembre de 2010

Inmediatamente antes del después

Que el caso Wikileaks va a marcar un antes y un después en el modo como se vive la Red, o en la Red, hace días que lo venimos viendo. Da lo mismo estar del lado de la mayoría o del lado de la nadiería. Los hechos no son representativos del bien o del mal, son interpretables y complejos. Queremos la transparencia que nos insinúa Wikileaks, pero queremos la privacidad que nos niega Facebook. Todo depende.

No importa que se carguen Wikileaks, va a venir Openleaks. Pero el equilibrio es algo irrenunciable, asi que en el otro lado también hay actividad y preparativos. Los Estados Unidos ya han empezado a formar a 30.000 soldados que estarán bajo el mando del general Keith Alexander (que además es director de la NSA (Agencia Nacional de Seguridad)) para neutralizar o dar respuesta a ataques como los que hace unos días fueron llevados a cabo en stios de MasterCard, Visa, PayPal y algunos mas.

El subsecretario de Defensa, William J. Lynn ha manifestado que el Pentágono ya da por establecido en el ciberespacio un nuevo dominio de guerra.

Pero hay otros hechos, como la derivación (o secuestro) de tráfico de Internet por parte de China hace pocas semanas, o como el virus Stuxnet que diseñado inicalmente para atacar la planta nuclear iraní de Bushehr, una vez perpretado el ataque se propagó por diversas zonas del mundo infectando sistemas Siemens Simatic SCADA, algunos de ellos llevando a cabo procesos críticos en plantas de producción y gestión de energía.

Si todo esto -como parece- va a marcar un antes y un después, es casi obvio estamos en el punto inmediataente antes del después.

Veremos.